En el Perú cada vez se agudiza el desbalance patrimonial. El consumo de autos de marca aumenta, mientras que la recaudación disminuye. Probablemente si tuviéramos un policía fiscal como el personaje de la serie estadounidense Los Intocables, podríamos corregir esta tendencia.